Salta, tan conservadora que asusta y lastima: Los prejuicios parecen no acabar nunca

La provincia sigue siendo una de las regiones más conservadoras del país, no sólo por la falta de oportunidades y derechos tanto para mujeres como la diversidad sexual, sino también por las constantes críticas y discriminación que están a la orden del día.

Antes de comenzar, es válido definir: ¿Qué implica ser conservador o el conservadurismo?

Es una doctrina asociada a la derecha política que suele defender las tradiciones, los valores religiosos y el nacionalismo. En lo social, los conservadores defienden valores familiares y religiosos.

Salta, caracterizada y atravesada culturalmente por el conservadurismo, aún lo sigue siendo, pese a que el país avanzó en materia de derechos humanos, legalizando el matrimonio entre personas del mismo sexo, y también, recientemente el fallo de la Corte Suprema que prohíbe dar educación religiosa en las escuelas públicas, y a promover la pluralidad religiosa y de pensamiento, sin discriminación alguna.

Lamentablemente, las personas conservadoras, muchas de ellas, que se encuentran atravesando la tercera edad, mediante sus pensamientos que son expresados discriminativamente a las voces de los cuatro vientos, tiñen de veneno a la gente que no se amolda a su rol u género, en especial a las mujeres y varones trans u homosexuales.

Por último, es importante resaltar que el conservadurismo paulatinamente irá perdiendo vigencia, con la venida de las nuevas generaciones y gracias a las políticas públicas implementadas a favor de los derechos de las mujeres y la diversidad sexual.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*