VIDEO: Adrien, activista y militante, quien convive con VIH: “Con la toma diaria de una sola pastilla se puede tener una buena calidad de vida”

En la provincia de Salta, el tema del VIH aún sigue siendo un tabú, y para el imaginario social salteño, hasta casi una mala palabra.

Si bien, se sabe que hay mucha información de esta infección, se conoce muy poco. Es por eso, que desde BDS, quisimos buscar un rostro que nos explique sus vivencias respecto al VIH, lo cual fue difícil encontrar, teniendo en cuenta que nuestra provincia se caracteriza por ser conservadora y católica.

En el marco del Día Mundial de respuesta al VIH, Adrien le puso el rostro a esta entrevista y nos contó sus vivencias respecto a la convivencia con esta infección.

Adrien comenzó respondiendo la consulta de cómo fue el momento en el que recibió su diagnóstico, y dijo:

“Empecé a principios del 2019 con leves síntomas, yo generalmente no era de enfermarme, empecé con tos, con resfríos, lo dejé pasar. A mitad de junio de ese año, los síntomas se profundizaron. Fui de medico en medico, el último me dijo que era gripe, no dure tres días y termine en el Hospital El Milagro con neumonía. Me revisa, me mira la garganta, y me pregunta cuando había tenido relaciones sexuales, porque había hongos que crecieron en la garganta por las defensas bajas. Lo mas traumático fue la internación, me canalizaron , estuve con antibióticos y me recupere. Ese mismo día, el doctor entra a la sala, llega con el diagnostico y me dijo que salió reactivo, es decir, que era positivo al VIH. Yo lo estaba procesando con todo lo que me había pasado y no fue tan duro el golpe. Me comento el doctor que puedo iniciar el tratamiento, con medicamentos y que con la toma diaria de una sola pastilla se puede tener una buena calidad de vida”.

Siguiendo esa línea, Adrien confesó que cuando llegó el momento de comunicar la noticia, llegó su papá y le dio muchísimo aliento, aparte de fortalecer el vínculo con el resto de sus familiares, amigos y compañeros de trabajo. “Tenia un autoestima bajo, si nadie me quería así antes, con esto menos”, pensó.

Adrien nos informó que existe un grupo de adherencia que se reúne todos los miércoles en el Hospital El Milagro, a cargo de la psicóloga Marcela Vicinguerra, y que es un espacio donde personas que conviven con el VIH tienen apoyo psicológico. “Aprendí bastante, uno generalmente piensa que el virus está en los gays y en la comunidad LGBTQ, pero no es así, sino que está en todas las personas”, expresó.

Asimismo, el joven resaltó que la perseverancia y la cotidaneidad de tomar una sola pastilla diaria para el tratamiento del VIH, permite a la persona estar indetectable, esto significa, mantener una adherencia y lograr que el virus se encuentre bajo copias muy bajas, y que no pueda ser identificado. 

Afortunadamente, Adrien nos indicó que por su condición de portador de VIH, no sufrió hasta el momento ningún tipo de discriminación o violencia, pero que a través de sus amigos, conoció situaciones de personas que no corrieron con la misma suerte, y hasta llegaron a expulsarlos del hogar porque no querían compartir cubiertos. “Yo tuve suerte y privilegios, quiero empatizar, siempre trato de escuchar, apoyar y aconsejar”, mencionó.

Por último, el activista se refirió a las personas positivas que aún están en el clóset por el qué dirán o por temor a comunicar su estado, y aseguró:

“A esas personas que son positivas y se cierran a saber mas, por el miedo, para esto se debe genera lugares habitables e información verificada,  donde se pueda normalizar, para mi es muy natural al VIH, yo tomo mi pastillas en cualquier lado, sea en un bar, en un boliche, desde el humor, si bien no todos lo toman al diagnostico por el estigma la desinformación y el miedo, a mi me ayudó muchísimo aceptarlo  y hablarlo”, finalizó.

Gentileza: BuenosDíasSalta.com.ar


Video

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.