La doble vara de los concejales de Rosario de la Frontera: piden destituir al Intendente pero avalan al “pistolero” Kuldeep Singh

Nuevamente el tibio y llamativo desempeño de los ediles de la ciudad termal vuelve a ser noticia provincial, es que por estos días se conoció el pedido de destitución del intendente Gustavo Solis, para quienes no conocen el parco trabajo de este cuerpo legislativo esta acción podría ser calificada como “ejemplar”, pero investigando un poco más, evidenciamos que estas personas no se escandalizan por compartir el recinto con un delincuente como el ex diputado macrista, tristemente célebre en 2.018 por su destitución como legislador provincial tras ser imputado y procesado por los delitos de robo a mano armada y privación ilegítima de la libertad.

El proceso para sacar al Intendente del Frente de Todos del municipio inició en junio de este año con la conformación de una Comisión Investigadora que tiene por finalidad investigar, analizar y determinar la responsabilidad política y administrativa que podría caberles a los integrantes del Departamento Ejecutivo Municipal en una serie de denuncias formuladas en su contra por el sector opositor.

Es necesario destacar que en esa ciudad son nueve los concejales opositores, todos comandados por el ‘pistolero’ Singh, por lo que la votación para apartar del cargo al jefe comunal terminaría siendo un trámite por que la mayoría de la oposición cuenta con los dos tercios de votos necesarios, ya que son solo dos representantes del oficialismo.

Olvidándose de su poca participación y aún menos proyectos presentados como diputado, Kuldeep Singh, ya manifestó su deseo de ser intendente de la ciudad termal.

Para refrescar la memoria a nuestros lectores, recordaremos que este empresario macrista estuvo detenido durante un par de semanas por entrar a robar armado a la empresa Nutribras y tomar de rehenes a algunos de sus empleados, todo el hecho fue registrado por las cámaras de seguridad.

Pero, a pesar de los videos que lo incriminan, el diputado pistolero recuperó su libertad y recibió la domiciliaria. Más tarde fue sobreseído en la causa por privación ilegítima de la libertad agravada. Posteriormente revocaron dicho sobreseimiento, pero la causa se dilató. El juicio nunca llegó y la amnesia colectiva lo depositó nuevamente en la función pública, esta vez como concejal de Rosario de la Frontera, donde se desempeña como presidente del Concejo Deliberante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.