La Rioja | Fue a denunciarlo, le dijeron que vuelva en febrero. Un mes después la mató

La mujer ya lo había denunciado en otras oportunidades por querer asesinarla.

Deolinda del Valle Torres, de 31 años, fue asesinada presuntamente por su ex pareja y padre de sus cuatro hijos, Santiago Condorí. También hirió de gravedad a un joven que estaba con ella, con quien habían empezado una relación. La víctima había concurrido a la Fiscalía de Violencia de Género a pedir ayuda, pero le dijeron que vuelva después de la feria judicial.

La periodista riojana Analía Yoma mostró una copia de la denuncia que Deolinda hizo el 25 de noviembre del año pasado en la Fiscalía de Violencia de Género. Allí cuenta que la primera vez que Conodorí le pegó fue un año después de conocerlo, a los 14 años. Aquel primer episodio de violencia fue contundente: “Le dio una trompada en la boca”. La psicologa que en su momento la asistió dijo que: “Se observaron indicadores homologados de violencia psicológica y física”, advirtió en el informe que presentó. Y recalcó en letras mayúsculas que “se puede inferir que su riesgo de vida es muy alto”.

Deolinda contó en la Fiscalía de Violencia de Género que aquel 25 de noviembre “Condorí la quiso matar. La ahorcó hasta desmayarla. Luego la despertó a cachetazos y la siguió asfixiando con sus manos. Todo había empezado porque él no encontraba una cuchilla para cortar carne que había afilado. Luego le dijo ‘fea’ y ‘negra’. Y la atacó delante de uno de sus hijos, de 4 años. ‘Papá, no la mates, por favor no le pegues más’, alcanzó a decirle el nene. Más tarde ese día él le pediría disculpas y le prometería el cielo en la tierra”.

La jóven, entre tantas denuncias por amenaza de muerte, había logrado conseguir una perimetral que el 25 de noviembre, día internacional contra la violencia de género, quiso quebrantarla. Ella lo denunció pero en la comisaría le dijeron que vuelva en febrero porque había feria judicial.

Un mes y medio después, su ex marido cumplió lo que la había prometido: la mató a golpes con una barreta de hierro.

Daniel Torres, el hermano de la víctima, dijo a Radio Independiente 99.1 que “sabía que Condorí no la dejaba tranquila. Hablábamos con mi hermana, yo siempre la aconsejaba para el cuidado de ella y por los chicos. De las denuncias yo no sabía. Sabía que ella estaba de novia con otro chico y que estaba siendo hostigada por Condori”. Si la sepulté a mi hermana es porque no hicieron nada cuando podrían haberlo evitado”, se lamentó.

 

 

 

 

 

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*