Actualidad

El paro se sintió en toda Salta

En Salta el sector comercial no se adhirió. Los bancos cerraron y se cancelaron los vuelos. Los maestros asistieron a las escuelas pero hubo un gran porcentaje de alumnos ausentes.

El paro nacional de ayer dejó vacías las paradas de Saeta, la terminal de colectivos y el aeropuerto internacional sin movimiento y los bancos cerrados. Aunque no todos los sectores se adhirieron, en Salta hubo un marcado ambiente de paro.

La Confederación General del Trabajo -CGT- concretó la tercera medida contra la política económica del Gobierno nacional. Desde la Casa Rosada marcaron un tinte político en esta medida, que tuvo la adhesión de sindicatos clave para inmovilizar a gran parte de la población y se paralicen muchas actividades.

La huelga tuvo un claro acento en la educación pública. Esta vez no fue tanto por el acatamiento de los maestros sino por el alto ausentismo de los alumnos.

En una recorrida realizada por El Tribuno se pudo constatar que varios establecimientos educativos tuvieron un buen porcentaje de profesores. En la escuela Urquiza no asistieron los alumnos a clases, pero de los 34 docentes del turno mañana no se adhirió la mayoría. Informaron que tan solo nueve no pudieron llegar a la institución por falta de transporte.

Marta Cayo Santander, directora suplente, aseguró que algunos educadores arribaron al establecimiento en bicicleta, vehículos particulares o remises.

La actividad bancaria se paralizó en la provincia. Varios cajeros amanecieron cubiertos de carteles con la leyenda “Basta. Paro general. La Bancaria”. Se interrumpieron las operaciones cambiarias y la atención al público.

Carlos Rodas, secretario general de la Bancaria, definió al paro como “un éxito en todos lados. Nos movilizamos contra este modelo económico que aplicó sobre la espalda de los trabajadores una crisis inusitada. Además, queremos que se terminen tantos tarifazos, tantos aumentos y lo que hemos sentido hace poco con la depreciación del peso”, reclamó el sindicalista.

En la mayoría de las estaciones de servicio se trabajó como un día normal. No se cortó el abastecimiento de combustible, pese a que días antes se temía un faltante.

Como estaba anunciado, no hubo recolección de residuos. Esta vez, el centro capitalino amaneció limpio, sin bolsas de basura depositadas en las veredas ni en los frentes de los comercios del microcentro. Los empleados de Agrotécnica Fueguina no trabajaron ya que el Sindicato de Camioneros de Salta, que conduce Jorge Guaymás, se plegó a la protesta.

La terminal de ómnibus permaneció desértica ya que no hubo servicios de pasajeros. Tan solo unos pocos operarios y algunos curiosos fueron los únicos pobladores de una terminal casi vacía.

Al igual que Juan Manuel Urtubey, Mauricio Macri se mostró en desacuerdo con el paro. En un video publicado en su cuenta de Instagram, el presidente de la Nación envió un mensaje breve pero contundente: “Acá se trabaja”, sentenció y después siguió caminando rumbo a su despacho.

El gobernador también criticó la medida de fuerza, pero marcó que fue de alto acatamiento. “Me parece que el paro no sirve de mucho. Sirve mucho más ver cómo logramos consensos. En la Argentina tenemos que ver cómo salimos de esta situación complicada. Y mayores niveles de conflictividad, hace la situación más complicada”, afirmó.

Vuelos

Más de 71.000 pasajeros de vuelos de cabotaje e internacionales fueron afectados en el país. En Salta hubo 34 vuelos cancelados, entre arribos y despegues, a los distintos destinos nacionales, como Buenos Aires, Rosario, Mendoza y Córdoba. Del parate aéreo, 22 vuelos fueron de Aerolíneas Argentinas, dos de Andes y Flybondi y ocho de Latam, entre ellos el vuelo internacional Salta – Lima.

Marcelo Cantón, gerente de prensa de Aerolíneas Argentinas, en diálogo con El Tribuno comentó que la compañía tuvo 339 cancelados afectando a 17.200 pasajeros y un costo para la empresa de 8 millones de dólares. “Esto es el equivalente al 10% del subsidio anual a la compañía. Son todos los pasajes que tenés vendidos y que no podés recuperar ya que no se pueden agregar vuelos, tenés que reordenar la gente dentro de los vuelos que ya tenés”, expresó Marcelo Cantón.

Por su parte, Rafael Cornejo Solá informó que Andes no pudo transportar 3.500 pasajes a los distintos destinos. “Con estas medidas el que más se perjudica es el pasajero”, expresó.

Desde Latam precisaron que los afectados fueron 14.800 pasajeros y 116 vuelos.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior
A %d blogueros les gusta esto: