Actualidad

Manteros denuncian que inspectores de Control Comercial les roban su mercadería

De acuerdo a su relato, “lo mismo que pasó en Cafayate pasa acá”, en relación a la incautación de mercadería y persecución a manteros. Además, denunció: “Cuando vas a reclamar por la mercadería no saben dónde está, se pierde en el camino. Ellos te dicen que van a hacer un acta. Eso le pasó a una señora, le quitaron 12 camperas y cuando fue a reclamar le hicieron un acta donde figuraban 3 camperas nada más”.

“A mí ya me secuestraron mercadería, por lo que yo salgo hablando en la tele, me hicieron el acta pero mi mercadería no está. Me secuestraron mi mercadería y no llegó a Control- Comercial-. Yo tengo muchos conocidos en Control porque vendo desde los cinco años, y me contaron que se ríen porque me secuestraron a mí para hacerme callar, pero no me van a hacer callar”, enfatizó la mujer.

“Pero eso sí, la mayoría de los inspectores pusieron sus propios negocios en sus casas. Ellos dicen ‘queremos regularizar todo’, ¿por qué no empiezan por ellos? Se agarran con nosotros porque somos más débiles y no tenemos plata para manejarnos”, añadió Liendro en tanto subrayó: “cuando yo era chica, me acuerdo que a mí mamá le sabían secuestrar. En el momento se buscaban a los testigos y se hacían las actas. Ahora ya no es así, ellos vienen, te manotean la mercadería, la tira arriba de la camioneta y se llevan la mercadería. Nos están robando”.

La vendedora, además, señaló qué sí hay quienes pagan coimas a los inspectores aunque aclaró: “a mí 50 pesos o 100 pesos me alcanzan para comprarle un yogur o cereales a mi hijo. Entonces no le fomento eso a nadie”. También, desmintió que paguen algún impuesto mínimo para poder trabajar. “Eso que salió hablando la concejal- Cristina Foffani- es mentira. Qué más quisiera yo que pagar para que me dejen trabajar tranquila”, expresó.

Ante los argumentos respecto a que su actividad representa una competencia desleal para las grandes tiendas que se encuentran en la peatonal, explicó: “yo vendo medias soquetes. Ellos venden millones, yo vendo 800 o 1000 pesos por día. De ganancias tengo 300 o 400 pesos y a veces no llego a solventar los gastos de mi casa, de mi hijo, de lo que yo estudio”.

Por otra parte, cuestionó el horario en que les permiten vender ya que “a partir de las 22 horas no se vende, ya la gente se va”, y remarcó que no les está permitido apostarse por la zona de Alberdi y Caseros porque “es una zona turística”. “Con la Muni- agregó- sí se arregló. La gente de la calle Florida entre Urquiza y San Martín tienden a las 21.30 porque a las 22.30 ya no hay venta”.

En este sentido, remarcó: “A las 21 horas ya todos los comercios están cerrados. Si ellos quieren quedarse una hora más implica pagar una hora extra y si supuestamente está mal la venta no les da. Yo converso mucho con la gente de los comercios donde trabajo, ellos me dicen ‘No hay venta pero no porque vos me hacés la contra sino porque el país está en crisis’”. “La Cámara de Comercio nos echa la culpa a nosotros pero no se dan cuenta de que esto es general”, enfatizó.

Finalmente, en referencia al local ubicado en la esquina de San Martín y Florida, dijo: “Es una herencia que dejaron para que se haga una fundación para los animales. Yo tengo entendido que el gobierno les dio un terreno cambio de esa propiedad. ¿Por qué no nos metieron a nosotros, que supuestamente somos los que molestamos más en el centro, y se lo dieron a Pepe Muratore para que haga negocios? Tengo que tener, fácil, 100 mil pesos para ir a vender ahí”.

 

Fuente: Hora 7 radial/ FM Noticias 88.1 Mhz.

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior
A %d blogueros les gusta esto: