Ganó un juicio por abigeato ocurrido en Tolloche: sus animales murieron durante el proceso judicial que duró 5 años

Foto ilustrativa.
Abelardo Usandivaras es asesor ganadero, denunció el robo de dos caballos y un mular en Tolloche departamento de Anta en  2013. Luego de casi 5 años, la audiencia de juicio tuvo lugar el lunes en la Sala II del tribunal  a cargo del juez Ramón Haddad en Metán.

Este miércoles se dictó la sentencia contra Miguel Mercado y lo condenan por abigeato “a la pena de dos años en forma de prisión- de ejecución- condicional con costas y accesorios legales”,  además se le impone fijar residencia en el radio del tribunal por el lapso de dos años. Todo ello bajo apercibimiento de revocarse la condicionalidad de la pena impuesta en caso de incumplimiento injustificado.

El documento de la sentencia “ordena la entrega provisoria de los secuestros consistentes en dos animales equinos y un mular, siendo esta definitiva, una vez firme y ejecutoriado el presente”. Mandato que no se podrá cumplir porque llega tarde.

Según señala Abelardo Usandivaras “los animales están muertos” y explica que  “nunca estuvieron en un lugar apto para su cría”.  Menciona que luego de la primera denuncia realizada, Mercado estuvo detenido tres días, los animales fueron secuestrados pero le terminaron siendo entregados “al denunciado y no al denunciante”. Usandivaras dice que hizo al menos tres denuncias por el estado de deterioro en el que se encontraban, presentó la ley de SENASA porque el campo en el que permanecían no estaba habilitado, y cree que se debía haber interdictado. Ninguna de sus presentaciones fueron atendidas, “no se preservaron las pruebas”. “Son seres vivos. No puedo creer que lo traten así al tema”, expresa. Cuenta que SENASA tuvo que sacrificar un caballo porque estaba con anemia infeccional.  Añade que: “es importante para no llegar a la muerte de los caballos, más allá de la voluntad de la justicia, que haya capacidad” para el abordaje de estos casos.

En alguna de las instancias del proceso se realizó una audiencia conciliatoria en Anta, a cargo del  Fiscal Auxiliar Rolando Savall Soto. El imputado habría planteado que iba a devolver los animales pero el auxiliar fiscal “no hace firmar el acuerdo”. Usandivaras responsabiliza a Savall Soto porque los caballos estaban vivos en ese momento.

El abogado que representaba a Mercado era  el Dr Fernando Escobar. Usandivaras sostiene “llama la atención que Escobar haya renunciado el día del juicio” y detalla que por esto se pasó la audiencia a febrero. En las últimas instancias del proceso tomó su lugar el Dr Nicolás Ruiz.

Abelardo Usandivaras destaca que realizó toda la investigación él mismo, no tuvo abogado patrocinante. El fiscal que llevó la causa fue el Dr Sergio Castellanos que no acudió a la  audiencia de juicio y  lo reemplazó la Dra Ana Inés Salinas.

Durante los 5 años, el asesor ganadero manifiesta que jamás pudo acceder al expediente completo. Cree que hubo hechos  que carecen de lógica jurídica como la adulteración de marcas y la desaparición de pruebas.  En la sentencia del juez Haddad se establece además “correr traslado al Sr Fiscal  por  lugar que corresponda ante la posible comisión de delitos por parte del oficial subayudante Anibal Escalada, con las copias y antecedentes necesarios para su investigación”.

Para finalizar, Usandivaras menciona la “excelente actuación” de Marcelo Choque, perito de la policía de Salta, considera que “las inspecciones fueron impecables con fotos y escritos”. Agradece al veterinario Rodrigo Saravia por su testimonio en la causa, ya que era quien atendía a los animales y realizaba sus libretas sanitarias.

Este juicio se mediatiza en un momento en que productores ganaderos están cuestionando a la justicia y su accionar ante los casos de abigeato de Anta.

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*