Orán | Castedo, a un paso de llegar a juicio por el crimen de Liliana Ledesma

La causa en la que se lo acusa junto a su hermano de instigar el homicidio ya fue elevada y espera fecha en el Tribunal de Orán.

Una de las tres causas en las que está imputado el presunto capo narco salteño, Reynaldo Delfín Castedo, fue elevada a juicio y espera por una determinación de la fecha en las que comience el debate.

Es la que lo sindica, junto a su hermano Raúl “Ula” Castedo, como autores intelectuales del homicidio de la productora rural Liliana Ledesma, asesinada el 21 de septiembre de 2006 de siete puñaladas, meses después de que denunciase que los Castedo se dedicaban al narcotráfico y que trabajaban conjuntamente con el diputado romerista José Ernesto Aparicio -fallecido en 2013-.

El juez de Tartagal a cargo de la instrucción, Nelso Aramayo, consideró que la investigación ya estaba concluida y elevó la causa a juicio hace tres semanas, según informaron a La Gaceta desde aquél Juzgado. De este modo, la causa pasó al Tribunal de Orán, que deberá establecer la fecha de juicio.

En esa causa, los hermanos Castedo están acusados de ser responsables del delito de instigación de homicidio calificado por alevosía y por el concurso premeditado de dos o más personas. En 2010 habían sido condenados los autores materiales del crimen a prisión perpetua: María Gabriela Aparicio (hermana del ex diputado), Aníbal Tárraga, Lino Abdemar Moreno y Casimiro Torres, mientras que le impuso diez años de prisión a Patricia Guerra y cuatro años de prisión efectiva a Juan Moreno.

Las causas por narcotráfico aún esperan

Las otras causas en la que está involucrado Delfín Castedo son las que transcurren en el ámbito de la Justicia Federal en donde se lo acusa de narcotráfico. Una se tramita en el Juzgado Federal de Lomas de Zamora -aunque actualmente está en la Cámara- y lo imputa como coautor penalmente responsable de los delitos de contrabando de sustancias estupefacientes, agravado por haberse cometido por tres o más personas.

En el marco de esa causa es que se ordenó trabar embargo sobre sus bienes por la suma de $100.000.000 y el embargo preventivo de las fincas “El Aybal” y “El Pajeal”, sobre las que ordenó una guardia permanente y un allanamiento y secuestro de todo elemento importante para la causa.

La vinculación de Castedo -quien estuvo cerca de diez años prófugo, fue capturado en 2016 y pasa sus días detenido en la cárcel federal de Güemes-  se cristalizó el 18 de octubre de 2017 por las manifestaciones de una persona que declaró en los términos de la ley del Arrepentido y señaló que “una persona apodada «Delfín Castedo», era quien proveía los estupefacientes a Carlos Alberto Salvatore”, procesado y condenado en la causa Carbón Blanco, la causa narco más importante del país. Agregó el testigo que Castedo, tenía una casa en Salvador Mazza, lindante con la República de Bolivia, en una frontera seca.

A la espera de lo que resuelva la Justicia Federal de Salta

La otra causa que aún no fue elevada a juicio y que también tiene como imputados  a los hermanos Castedo por narcotráfico es la que se tramita en el Juzgado Federal de Orán.

El último importante hecho procesal fue lo ocurrido en junio de 2017 cuando la Sala I de la Cámara Federal de Apelaciones de Salta, por medio de los jueces Alejandro Augusto Castellanos, Luis Renato Rabbi Baldi y Ernesto Solá confirmó el procesamiento con prisión preventiva de Delfín Castedo como jefe de una asociación ilícita de una organización dedicada al narcotráfico e hizo lo mismo, pero en calidad de miembro de la asociación, respecto de Raúl Castedo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: La Gaceta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.