Municipios

PARO EN EL CEMENTERIO DE ORÁN: DENUNCIAN AL INTENDENTE PABLO GONZÁLEZ POR FALTA DE RECURSOS

La encargada administrativa del Cementerio de Orán, Karina Degoy, compartió detalles con radio La 10 Orán y Voces Críticas sobre la reciente interrupción de labores realizada por los empleados. Es a raíz de la carencia de indumentaria y herramientas esenciales para llevar a cabo sus responsabilidades diarias.

Degoy expresó su desilusión ante la persistente falta de recursos, haciendo hincapié en la falta de cumplimiento de acuerdos previos con los sindicatos. Uno de los incumplimientos notables fue la entrega de indumentaria programada para octubre, que aún no se ha materializado. Según sus palabras, esta situación ha alcanzado un punto crítico en las operaciones del cementerio.

También resaltó que los problemas no se limitan a la ausencia de ropa y herramientas; el terreno enfrenta complicaciones de contaminación, con empleados afectados por hongos y otras enfermedades, situaciones que se agravan debido a las altas temperaturas.

La encargada del camposanto subrayó que la falta de recursos convierte la situación en una crisis inminente, y señaló que “la carencia de recursos por parte del intendente convierte esto en una bomba de tiempo“. Además, apuntó a que históricamente no se ha reconocido la complejidad del trabajo en el cementerio, especialmente evidente durante la pandemia, que ha revelado diversas problemáticas internas y la considerable carga de trabajo y compromiso del personal.

En cuanto a la gestión y comunicación, Degoy lamentó depender constantemente del intendente Pablo González para obtener expedientes y autorizaciones, responsabilidades que, según ella, deberían manejarse internamente. “La falta de respuestas y apertura es preocupante“, afirmó.

La encargada también reveló que la entrega de indumentaria en el último año se limitó a una sola muda de ropa y un número limitado de capas y botas. Además, mencionó un brote de dengue que afectó al 50% del personal en febrero pasado, atribuyéndolo a la falta de cuidado y protección adecuados.

Ante esta situación, Degoy anunció que solo se brindará el servicio de inhumación en casos extremos, y el trabajo administrativo se limitará a lo estrictamente necesario para ingresos excepcionales.

Los portones permanecerán cerrados hasta que se realicen asambleas con todo el personal para discutir y resolver estos problemas que afectan tanto a la ciudad como a los trabajadores del Cementerio de Orán.

Fuente: Voces Críticas

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver al botón superior
A %d blogueros les gusta esto: