Morillo | Podría estar muerta la niña wichi desaparecida

Una fuente del Ministerio Público Fiscal considera la posibilidad de que la nena wichi de 12 años que desapareció el 14 de octubre de 2014 en Morilo -Coronel Juan Solá- se encuentre muerta.

La Fiscalía Penal de Embarcación, investiga el paradero de  Lisandra Albornoz, la nena wichi desaparecida en el 2014 pidió al Centro de Investigaciones Judiciales que realice una serie de medidas en procura de estudiar el caso desde desde el ángulo de una muerte.

En el caso interviene la fiscala de Embarcación, Gabriela Souto, quien prefirió no hacer declaraciones sobre el caso. La última vez que Lisandra fue vista estaba con un joven que fue investigado exhaustivamente sin que pudiera encontrarse ninguna pista que conduzca a la chica.

El Ministerio Público informó que ni bien asumió, Souto se entrevistó con los integrantes de la familia de la niña y miembros de la Comunidad, con las dificultades propias por las diferencias culturales, por lo que la fiscala pidió a la familia que ayudara en la indagación para ver si es posible dar con alguien que sepa algo de la chica.

Se insistió en que la causa sigue activa, y sigue con la carátula de desaparición de persona.

“Hasta aquí se la había buscado viva”, indicó la fuente a Nuevo Diario. Se precisó que, a los fines de agotar todas las posibilidades, se pidieron informes a las autoridades de las fronteras para tratar de establecer si la nena fue sacada del país.

Se insistió en que se hicieron todos los trámites investigativos y no han podido dar con “nadie” que siquiera la haya visto para orientadar la investigación. El último testimonio sigue ubicándola reunida con un grupo de jóvenes y adolescentes tomando bebidas alcohólicas.

Creciente inseguridad en Morillo

El 21 de marzo pasado en Morillo (Coronel Juan Solá) varias comunidades originarias en Embarcación marcharon para reclamar por la venta libre de alcohol a menores de edad y la creciente inseguridad, el supervisor de Zona de la Policía de la provincia.

En ese contexto Alejandro Trobiani, informó a los caciques y referentes comunitarios que un equipo del Centro de Investigaciones Judiciales (CIF) del Ministerio Público estuvo en el lugar realizando tareas en relación a la desaparición de Lilsandra Albornoz, uno de los temas que fue parte del reclamo, dado que el padre, Julio Albornoz, asegura que no recibe información sobre el trámite del proceso.

Desde el Ministerio Público se indicó que el CIF realizará una especie de mapa cronológico de los posibles lugares donde pudo estar la chica. “Se hará un trabajo de campo, digamos así, tratando como de reconstruir y buscar los posibles lugares” donde podrían encontrarse sus restos, si es que falleció, se indicó.

En este sentido, se explicó que los investigadores se topan con la dificultad de que los grupos de niños, adolescentes y jóvenes de las comunidades originarias se reúnen a consumir drogas y alcohol en el monte, lo que dificulta esta búsqueda.

La marcha de marzo se hizo luego de que cuatro chicos adictos resultaran quemados, uno falleció.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.