Joaquín V. González | Sin rastros de Ana Saldaña Rodríguez

Investigan si la joven de 19 años pudo haberse ido por su cuenta debido “a que las condiciones de trabajo no eran las mejores”. En base a la testimonial de otra joven se sostiene la hipótesis de un posible caso de trata laboral.

En consulta con la Fiscalía Penal de J. V. González, los abogados Gonzalo Gómez Amado y Rolando Savall Soto informaron que en el caso interviene el Juzgado Federal y la División de Trata de la provincia de Salta.

Se dio parte  también a la División de Trata y Tráfico de Personas de Bolivia. Desde la dirección de Migraciones no se registran ingresos ni egresos de la joven al país aunque se encontraba trabajando de forma no registrada en J. V. González desde el año pasado.

Sobre la versión de que se observa a la joven en las imágenes de la cámara de un comercio saliendo con una mochila acompañada por un hombre, desde la fiscalía aclararon que la Brigada de Investigaciones les comunicó que no se trataba de Ana Saldaña Rodríguez sino de otra chica.

La denunciante de la desaparición fue la dueña de la tienda de ropa en la que Saldaña Rodríguez se desempeñaba como vendedora aunque de forma no registrada. Uno de sus locales fue allanado el domingo y se secuestró una camioneta. El CIF deberá realizar las pericias en el vehículo, esperan aún las pruebas de luminol para determinar si hay o no restos de sangre. La pareja, dueña de comercios de ropa, está siendo representada por el Jorge como abogado particular, habrían declarado que conocieron a la joven en Salta Capital, y la trajeron a J. V. González porque les habría dicho que quería trabajar.

Ana Saldaña Rodríguez no tenía celular, lo que hace más difícil el rastreo. Se desconocen datos de sus familiares en el vecino país de Bolivia de donde se pudo averiguar que era oriunda. La desaparición conmociona a los/as vecinos/as de la ciudad que la conocían por su atención en el local de ropa. Desde la Fiscalía Penal que continúan la búsqueda.

Para aportar información sobre el paradero de la joven u otros de utilidad comunicarse al 911, 145 o dirigirse al destacamento policial más cercano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.